domingo, 8 de febrero de 2015

Primeros pasos tardíos: Consejos para estimular a nuestro bebé.


Una de las preocupaciones mas comunes que tenemos los padres cuando nuestros hijos cumplen el primer año de vida es cuándo arrancaran a dar sus primeros pasos.



Algunos son muy precoces y a los 9 ó 10 meses ya van dando carreras allí por donde van, y los chichones y cardenales empiezan a ser el día a día de muchas familias. La mayoría arrancan a andar entre los 12 - 15 meses.

Pero...¿qué ocurre cuando nuestro peque "decide" no dar los primeros pasos cuando debería ser lo políticamente  correcto??



Pues como pasar, pasar...no pasa absolutamente nada. Bueno, si pasa. Pasa que la gente de nuestro alrededor empieza a opinar, algunas mamis nos cuentan lo ràpido que comenzaron sus hijos a dar los primeros pasitos, si tenemos un pediatra de la antígua usanza como el de mi ratón, nos ponen mala cara y nos "regaña" diciéndonos que "no lo estimulamos lo suficiente"...."que a los 15 meses debería estar ya andando".... En definitiva, todo nuestro entorno empieza a ejercer sobre nosotras (de forma inconsciente) una tremenda presión que se va transformando en angustia e inseguridades, y al final, todas las que pasamos por una situación similar, nos terminamos planteando las mismas preguntas... ¿qué está fallando? ¿por qué mi hijo no ha dado aún ni un pasito cuándo otros niños corren como torbellinos? ¿tendrá mi hijo algún problema?¿estaré haciendo algo mal?

Primer consejo: Debemos tener la capacidad de abstraernos de todas esas opiniones no solicitadas, e interiorizar que nuestro hijo es único y especial, y que tiene sus  propias pautas de desarrollo. Ningún niño es igual que otro, y si en los controles que le realiza el pediatra periódicamente no encuentra ningún problema, no debemos preocuparnos en absoluto. 

Cuando nuestro hijo adquiera la suficiente confianza en sí mismo, estará preparado para dar sus primeros pasos. Nuestra misión: armarnos de paciencia y acompañarlos y estimularlos para facilitarles en la medida de lo posible el proceso de aprendizaje.





A continuación, os dejo algunos consejos que nos pueden ayudar en este proceso:

  • ¡Jugar, jugar y jugar! :  aprovechemos cualquier momento para jugar con nuestro pequeño. El juego promueve el movimiento, y de esta forma se consigue fortalecer la musculatura y prepararla para dar esos primeros pasos. 

  • Preparar el espacio de aprendizaje: debemos procurar que nuestro bebé tenga espacio suficiente y evitar en la medida de lo posible tener objetos que puedan obstaculizarle en el proceso (alfombras, cables, etc). Es una buena opción colocar sus juguetes favoritos en lugares que estén a la vista y a su alcance para que se esfuerce en ir a cogerlos. 

  • Ante una caída...¡¡ guardemos la calma!!: Cuando el niño se caiga, debemos evitar alarmarnos y ponernos nerviosos. Nuestro nerviosismo se lo trasladamos al pequeño y se transforma en miedos e inseguridades que pueden hacer que ralentice el proceso de aprendizaje. Ante una caída, nos mostramos tranquilos, le ayudamos a levantarse, le calmamos con mimos y mucho cariño... y vuelta a empezar.

  • Utilizar un pañuelo como sistema de agarre: este truco es uno de los que mas me han ayudado para finalizar el proceso de aprendizaje. Es frecuente ver que nuestro pequeño coge soltura caminando, pero se niega a hacerlo si no es cogido de la mano de un adulto o ayudándose de muebles o paredes donde pueda ir agarrándose. El niño físicamente está preparado para caminar, pero le falta confianza. Pues bien, si sustituimos nuestra mano por el extremo de un pañuelo (que nosotros agarraremos por el otro extremo), le estamos dando al niño sujeción y, por tanto, la seguridad que él necesita. Por otra parte, nosotros poco a poco iremos dando holgura al pañuelo, hasta que llegue el momento en el que el niño irá prácticamente sólo. Cuando el pequeño se dé cuenta de lo que ha conseguido, será tal el "subidón" de confianza y seguridad en sí mismo, que el resto será coser y cantar.

  • Felicitarle por cada logro conseguido:  el refuerzo positivo es muy importante para que el niño adquiera seguridad en el proceso de aprendizaje. Además, no hay nada que les guste mas que unas palabras cariñosas de sus papis, así que seguro que se esfuerza por volver a conseguirlo.

Espero que estos consejos os ayuden a hacer esta etapa un poco mas llevadera. Y recordad, cada niño necesita si tiempo, forzarle puede empeorar el proceso. Os lo dice una mami con experiencia en esto de los comienzos tardíos, ya que mi ratón no ha dado sus primeros pasos sin ayuda hasta casi los 19 meses. Eso sí, una vez que empiezan...¡¡ya es un no parar!!!.

¿¿Y vuestros peques cuándo comenzaron a dar sus primeros pasos?? ¿¿algún truco con el que le ayudasteis en el proceso de aprendizaje???

4 comentarios:

  1. Mi hijo empezó a andar a los 19 meses.
    Y tuve que escuchar de todo y hacer oídos sordos.
    Me planteaban que le viesen en atención temprana.
    De repente un día se puso de pié y ya no se sentó ni para comer.
    Así que no pasa nada! Cada niño lleva su ritmo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Así es. A veces nos dejamos llevar mas por las opiniones de los que están a nuestro alrededor que por nuestro propio instinto. Todos terminaran andando, antes o despues...¡ que nos quepa la menor duda!! Muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. pues aqui acaba de cumplir los 15 meses (14 con la correccion de prematuro) y si tiene que dar mas de 3 pasos seguidos se sienta y arrastra el culo, que gatear lo hace a su manera y encima tengo que aguantar los comentarios de mi cuñada...

    ResponderEliminar
  4. Así es, mucha calma. Cada niño a su ritmo. Mi hijo el día que cumplió 15 meses se lanzó a caminar sólo. Por el contrario su primero tenía 9 y ya caminaba ... Al final ahora corre más el mío, jajajaja.

    ResponderEliminar

¿Que te ha parecido este post? Déjame tu comentario!!