lunes, 11 de agosto de 2014

Reflexiones de tu ángel de la guarda


Todos me dicen que ya va siendo hora. Que quizás sea el momento de hacerte un poco mas "independiente".

 Que ya tienes 13 meses, y no puedes estar tanto tiempo durmiendo a la vera de mamá. 

Que no es bueno para ti. Que necesitas tu espacio. 

Y digo yo...¿Alguien te ha preguntado a ti, mi vida, qué es lo que tu quieres? Aunque aún no puedas hablar, ambos nos entendemos a la perfección, no nos hacen falta las palabras.





 Mamá sabe cuándo tienes miedo, cuándo necesitas mi calor, cuándo necesitas mi atención, o simplemente, cuando necesitamos ambos de nuestra presencia, de disfrutar el uno del otro. 

Mamá se despierta cada noche para observarte durante horas. Es un regalo poder disfrutar de ti mientras duermes. Las noches mas dulces las estoy pasando desde que estás a mi lado. No hay pesadillas, porque estás junto a mi.

Todas las noches, entre sueños, con los ojos cerrados, acerco mi mano a los barrotes de tu cuna. Ahí se encuentra tu preciosa mano rechonchita esperándome para agarrarte bien fuerte a mi dedo y no soltarlo. Esa conexión que se ha creado, ambos la necesitamos, y nadie podrá destruirla jamás.

A mitad de la noche, escucho tu suave vocecilla llamándome, a tu manera, para que te tenga un ratito entre mis brazos, te cante una nana, y te sientas querido. Te acurruco en mi pecho, y en ese momento, el  mundo se detiene para los dos.

¿Y por qué no reconocerlo? Los mejores amaneceres son los los que te despiertas a nuestro lado, entre mamá y papá, después de haber remoloneado durante la noche para que cualquiera de los dos, sin mucho esfuerzo, te metamos en nuestra cama y podamos disfrutar los tres de las mejores horas de sueño...




Y aún así...me sigue preguntando la gente que por qué no doy el paso de trasladar de una vez la cuna a tu dormitorio y hacer de ti un "bebé independiente". Pues se puede decir mas alto, pero no mas claro: Porque te necesito, porque me necesitas, y porque no estoy dispuesta a renunciar de lo mas preciado que me ha dado la vida, que es el pasar las horas mirándote y adentrándome en tus sueños para ser por siempre tu ángel de la guarda.

Te quiero mi vida...que tengas dulces sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que te ha parecido este post? Déjame tu comentario!!